Para refrescar y aprender, los retinoides (que incluyen el retinol) son compuestos de la Vitamina A y ayudan a dar una renovación celular a nuestra piel. Se utilizan tópicamente en productos de Skin Care para mejorar el tono de la piel, textura y suavidad y también ayudan a la estimulación de producción de colágeno (por esta razón son tan solicitados, porque con los años, lo vamos perdiendo). También se ha comprobado que ayudan en la limpieza de poros mejorando condiciones de acné y sebo, pero con esto hay que tener cuidado ya que por la renovación celular que los retinoides proveen, yo recomiendo mejor tratar acné con productos para control de acné y retinoides como una ingrediente anti-edad meramente. No olvidemos que algunos dermatólogos si lo recomiendan para control de acné pero es en casos específicos. También debes ser muy cuidadosa si tienes piel sensible o con rosácea ya que el retinol no sería la mejor opción.

Dicho esto debemos entender que el retinol es una de las versiones más suaves de los retinoides y si por ejemplo, lo comparamos con el ácido retinoico (tretinoina), su efecto es más suave y toma más tiempo. Podemos encontrar productos de retinol en clínicas de cuidado de piel mientras que los retinoides (tretinoina) solo pueden ser recomendados por un médico ó dermatólogo. 

Si nunca has utilizado retinoides, lo mejor sería comenzar utilizando retinol, que como ya dijimos es más suave en la piel y es efectivo. Si tu deseas algo más fuerte y ya tienes mucho tiempo utilizando retinol, puedes hacer el salto a los retinoides tomando en cuenta que su efecto va a ser más fuerte, su irritación notoria pero así también sus resultados. Hay algunos estudios que han confirmado que utilizar retinol constantemente por muchos años, brinda resultados similares que el uso de la tretinoina, en mi caso, me gusta más el retinol, pero todo esto depende de cada piel, cada necesidad…cada gusto!!!

Cuál es la mejor edad para iniciar?

Aquí la parte importante. Muchas veces llegan a Mist, nuestras #mistianas más jóvenes y ya tienen una rutina que incluye retinol y realmente no lo necesitan. Idealmente como Esteticista yo recomendaría el uso de Retinol a partir de los 30s que es cuando comienza a disminuir la producción de colágeno y elastina, antes de esto no. En los 20s nuestra piel aún mantiene una renovación celular correcta, por lo tanto no necesita este tipo de estimulación. 

Conclusión (por favor leer!…)

El retinol ayuda a las pieles que son muy delgadas, ayuda con la renovación celular y es un ingrediente anti-edad. Sus resultados se notan con el uso “constante” y toma meses y años ver los cambios, es decir, no es un ingrediente que de un día a otro provee resultados. El secreto es utilizarlo constantemente. Más importante que comprar un suero de retinol, por ejemplo, es tener rutinas de skin care establecidas, rutina matutina, nocturna, aplicación de protección solar diariamente, limpiezas de cutis mensuales, etc. Este, diría yo, es un ingrediente y producto “adicional” no indispensable en la rutina. Si ya estás en tus 30s, invierte en un buen suero con ácidos, una buena crema con activos emolientes, contorno de ojos y tu protector solar de día.

Hasta la próxima #mistianas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.