Acerca de tu espejo magnificante, el amor a ti misma y tu piel…

Desde que abrimos MIST hace ya casi 10 años, atendemos a muchas clientas para ayudarlas a cuidar su piel y en el transcurso de los años hemos notamos que muchas de nosotras somos demasiado fuertes y duras al juzgarnos a nosotras mismas.

Nuestra piel y como nos sentimos con respecto a ella al vernos al espejo afecta nuestra autoestima y es cierto que por ejemplo cuando tenemos un “gran barrito” en las mañanas, estamos más conscientes de eso, queremos que nos vean menos o tratamos de ocultarlo de mil maneras. Esto es completamente normal…nos gusta vernos bien y nuestra piel afecta en cómo nos podemos llegar a sentir. Esto aplica no solo para un barrito espontáneo sino para pigmentaciones de sol, rosácea severa, resequedad, grasa extrema, etc.

Cada una tiene su propia batalla con su piel, sin embargo no debemos caer en crisis cada vez que vemos una arruga nueva en nuestro “espejo magnificante” (que por cierto, es súper recomendable no tener uno porque estamos mucho más pendientes de estarnos viendo siempre, juzgando cada pequeño defecto y a veces exagerando cosas pequeñas). Es normal querer estar bien pero no hay que ser extremistas. Algunas clientas a veces con una pequeña arruga ya desean inyectarse ácido o recurrir a las agujas (no es que estemos en contra de eso, porque de hecho a cierta edad y con ciertas necesidades si se recomienda) pero en la gran mayoría de casos lo que se necesita es MUCHA ACEPTACIÓN y AMOR PROPIO.

El cuidado de nuestra piel es como una montaña rusa y se ve afectado por todo…por el estrés, por la dieta, por hacer ejercicio, por no hacer ejercicio, por el alcohol, por los hábitos, por las rutinas, el tacto, la genética…y la lista continua! Es tan variable para ti como para mi. Lo que si es una realidad es que debemos aceptarnos, querernos y cuidarnos, Continuar con hábitos, tener paciencia y cuando menos sentimos los cambios comienzan. Después de tener demasiado acné quizás notas unos cuantos menos, o después de verte esa manchita demasiado oscura la empiezas a ver un poco más clara, tu piel más hidratada, etc.

Si algo quisiéramos que te lleves de este artículo de febrero es quererte y aceptarte mucho. Ayúdate con lo que esté en tus manos, es decir, no es solo aceptar “tengo acné” y ya…hay solución, hay cremas, hay tratamientos, etc, y todo esto está a nuestro alcance para buscar la mejor opción y sentirnos mejor con nosotras mismas.

Haz lo que tengas que hacer para sentirte mejor cada día pero siempre aceptando que eres única, que tu piel también lo es y que eres linda y especial aunque tengas un barrito por aquí y otro por allá….hazte un favor y esconde tu espejo magnificante, úsalo de vez en cuando y cada vez que te veas en él, recuerda lo linda y única que eres tú y TÚ PIEL!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.