El tamaño de tus poros tiene un componente genético y en general las pieles con tonos de piel más oscuras y más grasas, tienden a tener el tamaño del poro más grande. Esto se debe a que la grasa y el sudor expanden las paredes de tus poros, haciéndolos más grandes y notorios. En la adolescencia también se pueden hacer más grandes por los cambios hormonales de la edad y por la producción de sebo que ciertas pieles pueden generar. También cuando envejecemos, se van rompiendo las fibras de colágeno y elastina de nuestra piel y esto va haciendo que los poros se marquen más. 

Si quieres minimizar el tamaño de tus poros el primer paso es LIMPIARLOS. Si tienes sebo y suciedad atrapada en tus poros, esta misma suciedad mantiene los poros agrandados y no se pueden ver más pequeños si hay “algo” que este ahí y en este caso esa “suciedad” es la que agranda su tamaño. 

Aquí algunos TIPS para que tus poros se vean más pequeños:

Recuerda que si tu piel se mantiene limpia, tus poros se van a ir viendo más pequeños con el tiempo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.