Muchos ingredientes naturales y comestibles, pueden ser buenos para nuestra piel, pero lo importante a entender es que cuando vemos una crema o producto cosmético con algún ingrediente natural como olivo, fresa, mora, coco, etc, pasa por un proceso mediante el cual cambia su composición, es decir, el vehículo es diferente y sumado a esto, puede estar mezclado con otros ingredientes químicos, que combinados nos dan el resultado que deseamos para nuestra piel. 

Dicho esto, queda claro que el efecto o resultado que buscamos NO LO VAMOS A OBTENER si nos ponemos los ingredientes de cocina literalmente en nuestro rostro, porque el vehículo no es el correcto. Puede ser que el aceite de coco, como otros ingredientes y frutas naturales, tengan muchos nutrientes para nuestro cuerpo, pero estos se absorben al pasar en nuestro sistema digestivo, no al aplicarlos tópicamente en la piel.

En el caso del aceite de coco, es un ingrediente altamente comedogénico, es decir, con alta probabilidad de engrasar tu rostro y provocarte comedones (barritos). Debido a que su peso molecular es grande, tu piel no absorbe los beneficios que este pueda aportar. Hay muchas mujeres que te dirán….a mi si me ha funcionado, a mí si me gusta, yo lo quiero seguir utilizando para desmaquillarme, como hidratante, etc. Si este fuera tu caso y tu estas feliz con eso, tienes la libertad de hacerlo pero sabiendo que si existe una probabilidad que te de comedones y también han habido casos en los cuales utilizarlo para desmaquillarse promueve la aparición de milias en el área ocular.

Con mis estudios de estética pienso que lo mejor es una mezcla entre lo natural y la tecnología. La ciencia ha avanzado y debemos aprovecharla. Existen avances en la producción de nuestros productos cosméticos y al menos en MIST los productos que manejamos tienen la mezcla perfecta. Al aplicarlos a nuestra piel, los resultados son efectivos y es más seguro para tu piel utilizar los productos de acuerdo a tu piel y necesidades que buscar milagros en la cocina. Quizás algún ingrediente natural es de tu fascinación y te calma, pero recuerda que lo mejor es encontrarlo combinado en tus cremas porque su vehículo es el correcto y tu piel lo va a aprovechar.

Si deseas seguirte aplicando avena, manzanilla, leche, etc en casa, tienes la libertad de hacerlo pero para necesidades de hidratación, humectación, aclaramiento de pigmentaciones, signos de edad, acné, etc, siempre van a ser más efectivas tus cremas, su vehiculo es el correcto y su fórmula es la ideal para tu piel!
Hasta la próxima Mistianas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.